Oh, hello!

Cynthia Bagué

Escritora Estilista de Indumentaria Cinéfila

31 July 2016

UN AÑO SIN COMPRAR ROPA: RESUMEN JULIO




Este reto tiene muchas cosas buenas, aparte de las obvias: ahorras, ejercitas la imaginación… Y algo de lo que quiero hablar ese mes es de que he descubierto (redoble de tambores) que el hecho de no comprarme ropa está ayudándome muchísimo a definir mi propio estilo.
De repente me encuentro sabiendo que prendas quiero llevar, con cuales me siento más segura, más cercana a la imagen que me gusta transmitir y con la que me siento cómoda. Y es que mi estilo ha evolucionado mucho en estos 7 meses, como una especie de carrera que poco a poco va llegando a su meta, aunque al mismo tiempo, no termina nunca. Y esa meta es construir un armario repleto de piezas funcionales y que me representen 100%. Algunas de las prendas que tengo a día de hoy en mi armario no son así, y por ello hace un par de días hice una limpieza de armario, teniendo como tengo ahora las cosas mucho más claras. Sí, si…sé que en resúmenes anteriores os he contado lo arrepentida que estaba de haber donado o vendido ciertas prendas que me pondría sin dudar un segundo a día de hoy (este mes el recuerdo de un kimono azul de flecos que vendí me ha atormentado locamente), pero esta vez lo he tenido todo pensado para que esta limpieza de armario sea fool proof de arrepentimientos. Tan solo he desechado una caja con 4-5 prendas y un par de zapatos, que esperaré a intercambiar con alguien, vender o donar. Ahora que tengo un poco más claras las cosas, me ha sido más fácil purgar mi armario. ¿Cosas que tenía claro que ya no encajaban conmigo? Prints cantosos y con reminiscencias infantiles, por ejemplo. Sé que los unicornios son maravillosos, pero sinceramente, no voy a llevar un jersey de unicornios. Sé que no. Empiezo a establecer la diferencia entre las cosas que me gustan y las que me pondría, y hay ocasiones en las que esos dos conceptos no casan. Es como esas zapatillas con luces en las suelas: molan muchísimo, pero no me las pondría porque no vivo en una rave y porque tampoco es una imagen que me apetezca proyectar. ¿Prendas con las que me siento cómoda? Aquellas bien patronadas, en colores lisos y que puedo combinar de muchas maneras, aunque suene a aburrida. A medio camino entre lo femenino y lo masculino. ¿Inspiración del momento? Las chicas francesas y su indescifrable estilo lleno de básicos. Junto a esto y junto a mi mega-purga de maquillaje (de la que os hablaré otro día), estoy sentando las bases de la búsqueda de mi estilo personal.

En esta foto llevo un vestido vintage largo que compré el verano pasado en Flamingo Vintage Kilo (una tienda de 2º mano donde compras la ropa al peso) y gafas de sol de Ale-Hop.

Ah! Y os tengo que enseñar un blog que he descubierto y que es genial: CHARITY SHOP CHIC. Es una chica inglesa que se dedica a hacer Refashions (modificaciones de prendas, como un DIY) de prendas horribles que va encontrando en tiendas de 2º mano en sus viajes, y es impresionante lo bien que se le da y las maravillas que consigue. Gracias a ella también he ido descubriendo más blogs de este tipo, de amigas suyas, son una maravilla y me llenan de inspiración para animarme a modificar prendas que ya no uso o que no terminan de quedarme bien. ¡Hay que perderle el miedo a la costura! Sin duda es lo más ver como la cultura de dar una segunda vida a las cosas cada vez está más asentada. Os dejo una foto con dos de los refashions que ha hecho esta chica, ¡increíbles!

Yo todavía no he tenido tiempo para hacer las dos prendas que quería hacer con las telas que tengo por casa, pero espero poder hacerlo pronto. Sin duda, inspiración no me falta…

Nací en Madrid en 1990 siendo Libra y zurda. Soy Técnico Superior en Artes Plásticas y Diseño, con especialización en Estilismo de Indumentaria, y mis pasiones son el cine y los libros. También me gustan mucho: los idiomas, los viajes en el tiempo, los chihuahuas, la moda del S.XVIII y Bill Murray.

0 comentarios:

Post a Comment

CYNTHIA BAGUÉ
@somewhear
Madrid, Spain

EMAIL ME